Gingivitis: Síntomas, Tratamiento, Prevención

Los dientes son fundamentales para lucir una boca saludable y bella. Para ello, necesitan de un soporte sano, es decir, unas encías sin problemas. Lamentablemente, la boca puede ser objeto de muchas enfermedades bucodentales, entre ellas, las enfermedades periodontales.

Las enfermedades periodontales son un grupo de condiciones que afectan las encías causando su inflamación e infección en muchos casos.

En esta ocasión, nos detendremos en una enfermedad periodontal concreta: la gingivitis.

enfermedad dental

La gingivitis no tratada puede conducir a una periodontitis.

¿Qué es la gingivitis?

Se trata de una enfermedad periodontal. La gingivitis es una inflamación de las encías, que involucra además sangrado y enrojecimiento. Se trata de una enfermedad de las encías en una etapa inicial que NO conlleva riesgos para la salud bucal y que puede revertirse fácilmente.

De acuerdo a lo señalado por el portal National Institute of Dental and Craniofacial Research de EE.UU., la gingivitis es una forma leve de enfermedad periodontal que con una adecuada higiene bucodental y visitas regulares al higienista dental o dentista puede revertirse y no generar mayores inconvenientes.

Una gingivitis que no recibe atención médica bucal puede convertirse en una periodontitis que es una inflamación de las encías grave, con infección y que puede comprometer seriamente los dientes y el soporte de los dientes.

Si no se desarrolló sarro, el cepillado y el uso del hilo dental puede eliminar la placa bacteriana. Si la placa no es retirada, causa toxinas que irritan los tejidos, iniciando una gingivitis. Como se mencionó, la gingivitis inicial no revierte problemas serios, sin embargo, al progresar la enfermedad periodontal puede transformarse en una periodontitis y comprometer seriamente los dientes, encías, mandíbula, etc.

La inflamación de las encías afecta paulatinamente al hueso alveolar y los ligamentos periodontales. Los tejidos comenzarán a perderse y el hueso acabará destruyéndose. El resultado de una gingivitis no tratada puede ser la pérdida del diente.

Causas de la gingivitis

La causa más habitual de la gingivitis es la presencia de placa. La placa bacteriana es una lámina o película suave, pegajosa al tacto y que no posee color alguno. Su composición es de bacterias y se deposita tanto en la superficie de las piezas dentales como en las mismas encías.

Tipos de gingivitis

A su vez, la gingivitis puede dividirse en diferentes tipos, según ciertas características que mencionaremos a continuación.

  • Gingivitis asociada a placa bacteriana: la gingivitis asociada a placa bacteriana es la más habitual. Puede estar modificada por diferentes factores como el embarazo, pubertad, medicamentos, etc. En ella, los cambios gingivales son causados por agentes irritantes microbianos que derivan de la placa dental, el cálculo (sarro) dental y materia alba.
  • Gingivitis NO asociada a placa bacteriana: menos habitual que la gingivitis asociada a placa bacteriana. Este tipo de gingivitis puede tener un origen viral, bacteriano, fúngico, genético.
  • Otros tipos de gingivitis son menos frecuentes y presentan características más específicas. Una de ellas, sólo por mencionar un ejemplo, es la Gingivitis Ulceronecrotizante Aguda (GUNA).

Síntomas de una gingivitis

La prevención es la mejor forma de detener cualquier enfermedad o condición que afecte nuestras encías. Sin embargo, si tenemos sospechas de padecer una enfermedad periodontal, a continuación, mencionaremos algunos signos y síntomas que nos pueden ayudar a identificar una gingivitis antes de que se convierta en una periodontitis.

  • Cambios en las encías
  • Rojas
  • Hinchadas
  • Sensibles
  • Encogimiento (las encías retroceden, exponiendo más superficie de los dientes).
  • Formación de bolsas entre los dientes y las encías (en ellas se acumula placa bacteriana y residuos de comida).
  • Úlceras bucales
  • Halitosis (mal aliento).

    higiene de los dientes

    Recuerda seleccionar el tipo de hilo que más se adapta a tus necesidades.

Fases de la gingivitis

La gingivitis puede presentar diferentes fases, cada una de ellas tendrá síntomas distintos.

  • Primera lesión. Se trata de una gingivitis leve en la cual las encías sangran un poco sólo durante el cepillado. El enrojecimiento no se percibe si no se observa con detenimiento.
  • Lesión temprana. En la segunda fase de la gingivitis la condición es moderada. Se producen sangrados durante el cepillado que duran bastante tiempo. Las encías se encuentran enrojecidas y se observa una importante inflamación.
  • Lesión permanente. En la tercera fase de la gingivitis nos encontramos ante una condición que reviste mucha gravedad. Se producen sangrados de encías espontáneos. Los soportes que sostienen los dientes en las encías están comprometidos. Los surcos gingivales se encuentran dilatados.

Prevención de la gingivitis

Como muchas enfermedades y condiciones, en especial, enfermedades periodontales, la gingivitis puede prevenirse. A continuación, una serie de puntos a tener en cuenta para prevenir esta enfermedad de las encías.

  • Correcta higiene bucodental: cepillado luego de cada comida con un cepillo adecuado a nuestras necesidades y el uso diario de hilo dental. De esta forma eliminamos la placa bacteriana, los restos de comida y detenemos la formación de sarro.
  • Limpieza dental a cargo de un profesional (dentista o higienista dental) si tendemos a acumular placa. De esta forma evitaremos la acumulación y el posterior endurecimiento de la placa bacteriana para que se convierta en sarro o tártaro.
  • Evitar consumir tabaco en cualquier de sus formas (cigarrillo, tabaco para masticar, puros, etc.).
  • Alimentarse de forma adecuada para que nuestro cuerpo reciba los nutrientes necesarios para una correcta desarrollo.
  • Emplear enjuagues antibacterianos para eliminar bacterias que forman placa.
  • Reparar dientes con desperfectos, separados o con caries.
  • Reemplazar los aparatos de ortodoncia, si fuese necesario,
  • Sanar enfermedades que pudieran dañar nuestra boca y dientes.

Tratamiento de la gingivitis

La meta de un tratamiento para la gingivitis es reducir la inflamación. Para ello, lo primero que debemos hacer es visitar el higienista oral u odontólogo para realizar una limpieza de dientes. En el odontólogo se removerá todo el sarro adherido a los dientes.

Una vez que el tratamiento en el consultorio del dentista haya finalizado, es necesario mantener una cuidada higiene bucodental en casa para que la placa bacteriana no siga adhiriéndose a los dientes.milagro dental libro pdf

Por último, si quieres blanquear tus dientes, sin que se dañen y sin gastar mucho dinero, entonces te recomiendo leer el libro pdf “Milagro Dental” de Santiago Campos. Este libro pdf contiene el único sistema íntegro para aclarar los dientes y eliminar las manchas. Más información AQUÍ <<<

Si te sirvió de ayuda este artículo, no olvides compartirlo en las redes sociales. Dale en Me Gusta, Comparte en Facebook, en Google + o twittéalo.

Mucha suerte!

Otros artículos de interés
Fuentes:

Deja un comentario, un pensamiento o reflexión. Comparte información para mejorar nuestra dentadura :)