10 Errores que tenemos al cepillarnos los dientes ¿Tú cuál tienes?

Cepillarse los dientes es casi como la vida misma: un hábito de rutina que está tan incorporado que lo hacemos sin pensar, como, ir al baño, por ejemplo.

Este hábito es uno de los mejores que tenemos y vital para la higiene bucal, puesto que permite mantener la salud de la boca al eliminar los restos de comida, placa bacteriana en general y cualquier clase de bacteria.

El cepillado permitirá lucir un aboca saludable, pero también estéticamente apreciable. Si descuidamos el cepillado, nuestra dentadura se verá afectada, volviéndose mucho más fea.

tamaño del cepillo

Si el cepillo es muy grande no llegará a lugares alejados de la dentadura. Si es muy chico, llegará, pero no quitará adecuadamente la placa y restos de comida.

Además, cepillarse los dientes tiene un impacto positivo en la salud general: ayuda a mejorar el funcionamiento cognitivo, previene enfermedades del corazón, evita enfermedades respiratorias.

Pero ¿Nos cepillamos adecuadamente los dientes? Parece una tarea sencilla que no requiere explicaciones, sin embargo, muchos de nosotros cometemos errores al cepillarnos las piezas dentales que no ayudan a mejorar la salud bucodental. Si somos consientes de estos errores será mucho más fácil cambiarlos por aciertos.

Errores al cepillarse los dientes

Usar un cepillo de dientes muy grande o muy pequeño

Nadie desconoce que los cepillos de dientes pueden comprarse de diferentes tamaños, sin embargo, la mayoría no elige el adecuado según el tamaño de su boca y de las piezas dentales.

Para que el cepillo pueda ingresar adecuadamente a la boca y cepillar las muelas, el cepillo no debe ser muy grande. Del mismo modo, si el cepillo es muy pequeño, posiblemente no barra con la placa bacteriana ni los restos de comida como debe.

¿Cómo sabemos el tamaño correcto del cepillo de dientes? Simple, la mejor forma es al colocarlo en la boca: si no tenemos que forzar la boca abierta y el cepillo llega adecuadamente a cada diente, entonces estamos ante la medida adecuada.

Esto que parece algo muy simple, es un error muy frecuente y debes corregirlo si lo posees.

¿Un cepillo eléctrico sirve? Sí, no hay diferencias con uno manual. Sólo recuerda que debe ser del tamaño correcto.

Utilizar las cerdas equivocadas

Del mismo modo que encontramos cepillos de diferentes tamaños, también hay cerdas de diferentes tipos: cerdas en zigzag, rectas, redondeadas, en ángulo, unas más cortas y otras más largas, entre cruzadas, etc.

¿Cuál es la correcta? La mayoría de los odontólogos se inclinan a recomendar los cepillos dentales con cerdas en ángulo puesto que las encuentran más oportunas para retirar los residuos de cada pieza dental.

cerdas blandas del cepillo dental

Los grandes almacenes puede que no cuenten con la variedad de cepillos dentales necesarios a nuestras necesidades. Sin embargo, en las farmacias es mucho más habitual encontrar diferentes tipos de cerdas y tamaños de cepillos.

Más allá de la forma de las cerdas, procura que esas cerdas no sean muy duras ni muy blandas, pero si debes elegir entre una u otra, siempre opta por cerdas blandas. Las cerdas duras pueden generar una limpieza más profunda, pero dañarán las encías y el esmalte natural de los dientes.

Si las encías se dañan pueden retroceder y dejar las raíces dentales expuestas.

Técnica del cepillado incorrecto

La mayoría de nosotros nos cepillamos los dientes a diario de forma automática. En realidad, no prestamos mucha atención, por lo cual, los diferentes organismos de salud bucal recomiendan practicar el cepillado a conciencia siguiendo una serie de pasos que garantizan una correcta limpieza dental.

Colocar el cepillo dental en un ángulo de 45° en la línea de las encías (es decir, mitad de cepillo sobre las encías y la otra mitad sobre el diente. Revisa este artículo sobre Cómo cepillar los dientes adecuadamente <<<

Con movimientos cortos y suaves, comienza a llevar de ida y vuelta el cepillo sobre cada diente.

Acto seguido, cepilla en forma de círculos o en forma vertical sobre las superficies de los dientes exteriores, interiores y en la parte con la cual se mastica.

Luego, también cepilla la lengua, la parte interior de las mejillas y el paladar.

Para acabar, enjuaga la boca.

Si te cepillas de esta forma, no hay nada que cambiar. Pero si hay muchas diferencias, posiblemente debas replantearte el modo en que te cepillas.

tecnica de cepillado dientes

Instrucciones para un adecuado cepillado.

No cepillarse la cantidad de veces necesaria

La cantidad de veces que nos cepillamos los dientes en un día también es motivo de alarma en la Asociación Dental Americana, la cual recomienda que se cepille la dentadura dos o tres veces al día: al levantarnos, antes de acostarnos, luego de cada comida.

El cepillado retira la placa dental, los residuos, neutraliza el pH (potencial de hidrógeno), previene el sarro y deja las piezas dentales relucientes.

Cada vez que nos cepillamos debemos hacerlo por un tiempo aproximado de 2 minutos, tiempo que debe estar distribuido equitativamente entre todas las piezas dentales.

Es muy útil dividir la dentadura en 4 y luego emplear 30 segundos para cada una de esas partes.

Cepillarse más de lo necesario

Este es un error que comente algunas personas y puede tener consecuencias bastante graves. La recomendación de los odontólogos es de 3 veces al día, salvo que se requiera más cepillado por alguna razón.

Si nos excedemos en el cepillado podremos arruinar el esmalte dental que se erosionará más rápido y las encías que se lesionarán aunque no lo veamos a simple vista. Quienes se cepilla muchas veces al día suelen tener pocas encías.

Siempre empezar a cepillarse por el mismo lugar

Seguro que no habías pensado en ello… pero es una constante que la mayoría de las personas siempre inician el cepillado por el mismo lugar y acaban también en el mismo lugar.

Pero ¿Qué podría tener de malo esto? Simple: lo más común es que cuando lleguemos a los últimos dientes ya estemos agotados de cepillar la dentadura, por lo cual, le dedicaremos menos tiempo y menos atención. En resumen: una limpieza bucal defectuosa.

Lo ideal es comenzar el cepillado siempre en lugares diferentes de la dentadura, de este modo, se equilibrará la fuerza, intensidad, dedicación, etc. en el cepillado.

Olvidar de cepillar la cara interna de los dientes

Un hecho muy común en el cepillado de dientes es olvidar de cepillar la cara interna de los dientes. Este hecho puede ser muy perjudicial para nuestros dientes puesto que si comienzan a aparecer caries o se comienza a acumular sarro no lo advertiremos hasta que el episodio esté muy avanzado.

cepillar la parte de arriba

La mejor manera de cepillar correctamente todas las piezas dentales es dividir la boca en 4 partes y destinar 30 segundas a cada una de ellas.

Por lo tanto, cepilla del mismo modo tanto la superficie frontal como la superficie interna de los dientes.

Cepillo dental sin enjuagar

Algunas personas por simple descuido o malos hábitos no enjuagar adecuadamente el cepillo de dientes luego de cepillarse. Esto puede conducir a episodios para nada agradables.

El cepillo que usamos y no enjuagamos queda repleto de bacterias, con restos de comida, placa bacteriana, agua que acumula gérmenes, etc. Todos estos microorganismos pueden ingresar a la boca cuando volvamos a cepillarnos y causar infecciones, enfermedades en las encías, deficiencias en la higiene, etc.

Si un cepillo acumula durante mucho tiempo restos de comida, placa bacteriana y otros residuos, posiblemente acabe endureciéndose.

Para evitar correr riesgos lo correcto es enjuagar el cepillo de dientes cada vez que lo usamos. Dejarlo bajo el agua de grifo al menos 30 segundos observando que no queden partículas adheridas a las cerdas.

Guardar el cepillo húmedo

En el mismo orden que la limpieza del cepillo dental se encuentra el estado en el que guardamos el cepillo. Específicamente estamos hablando de no guardar el cepillo de dientes húmedo en el botiquín o el armario del baño.

Cualquier objeto que se guarde húmedo es un foco activo de gérmenes, en especial si ese objeto se introduce en la boca.

La próxima vez que te cepilles los dientes estarás llevando todos los gérmenes a tu boca sin saberlo. Esto no solo causa mal aliento, por ejemplo, sino que podría acarrear infecciones y posiblemente enfermedades.

Para no guardar el cepillo de dientes húmedo simplemente sacude el exceso de humedad luego de enjuagarlo y guárdalo en los estuches para cepillos dentales diseñados especialmente para este fin. Otra alternativa puede ser dejar algunos minutos el cepillo al sol para que se seque completamente.

¿Cada cuánto cambias el cepillo de dientes?

Las cerdas de los cepillos dentales tienen un tiempo de uso que generalmente son unos meses, aunque algunos casos pueden ser más de un año.

cuanto tiempo se usan los cepillos de dientes

Aunque cambiar el cepillo periódicamente no sea muy económico, ayuda a prevenir caries y la aparición de sarro.

Las cerdas comienzan a doblarse y gastarse, dejan de barrer adecuadamente la placa dental y los desechos de comida. Es necesario ejercer más fuerza para que los dientes queden limpios. Al encontrarse las cerdas dobladas, rara vez se realiza una limpieza interdental adecuada.

Los dentistas recomiendan cambiar el cepillo dental de 4 a 6 meses, pero con una simple observación notarás si el tuyo requiere un cambio. Recuerda que las cerdas deben estar rectas.

Conclusión

Estos 10 errores son muy comunes y constituyen gran parte de la mala higiene bucal. La mayoría de los casos de caries posiblemente tengan un origen emparentado con estos errores. Por lo tanto, si los corregimos poco a poco posiblemente estemos contribuyendo a evitar muchos de los problemas que afectan nuestra dentadura.

milagro dental libro pdfPara quienes están buscando una forma natural de eliminar las manchas de sus dientes les sugiero que lean sobre el método de Santiago Campos “Milagro Dental”. Este método me ayudó a mí a blanquear mis dientes, pero no sólo eso, sino que actualmente es usado por cientos de personas en muchos países de habla hispana. INGRESA AQUÍ para más información <<<

Si te sirvió de ayuda este artículo, no olvides compartirlo en las redes sociales. Dale en Me Gusta, Comparte en Facebook, en Google + o twittéalo.

Mucha suerte!

Otros artículos de interés

Comparte y difunde esta información

Deja un comentario, un pensamiento o reflexión. Comparte información para mejorar nuestra dentadura :)